Despido por discriminación

Si usted ha sido víctima de un despido injusto o siente que ha sido víctima de discriminación en su lugar de trabajo que llevo a que fuera despedido; o por el contrario, si busca despedir a un empleado que no cumple con sus funciones cotidianas, pero teme a que sea demandado posteriormente por discriminación, este artículo es para usted.

El numeral 404 del Código de Trabajo prohíbe toda discriminación en el trabajo por “… razones de edad, etnia, sexo, religión, raza, orientación sexual, estado civil, opinión política, ascendencia nacional, origen social, filiación, discapacidad, afiliación sindical, situación económica o cualquier otra forma análoga de discriminaciónComo seres humanos poseemos una multiplicidad de rasgos: raza, sexo, apariencia, color de ojos, fisionomía, edad, fertilidad, creencias religiosas, visión económica, orientación sexual. Algunos son más fáciles de identificar, mientras que otros, al ser estar ligados con el pensamiento y convicciones internas solamente se identifican al momento de exteriorizarlas. También, podemos diferenciar los rasgos en inmutables o mutables, ciertas condiciones, que, en principio, no se pueden cambiar (la raza, e.g.), mientras que otras sí (el peso, por ejemplo).

Posiblemente usted puede continuar sacando más y más sub-clasificaciones de los rasgos, pero nada de eso es relevante para determinar si el acto diferenciador, con el cual discriminamos, es justificado pues la ley permita llevar a juicio “cualquier otra forma análoga de discriminación”. Esto significa que existe una posibilidad infinita de todas las diferentes razones por la cual una persona pueda verse discriminada que sea llevada a juicio, para ello, se ha configurado un proceso especial de discriminación.

Una vez se comprueba que existe un despido discriminatorio, opera una sanción de nulidad del acto del despido, y consecuentemente, opera la reinstalación de la persona trabajadora en su puesto de trabajo, con el pleno goce de sus derechos con la respectiva indemnización por daños y perjuicios, lo cual implica que se le deben reembolsar los salarios caídos, el daño moral sufrido por la pérdida del prestigio o bien por la aflicción sufrida.

Tips prácticos para casos de despidos por discriminación en Costa Rica

Es importante resaltar que ante casos de procesos de despidos por discriminación, la parte actora, solamente debe demostrar que existen indicios para que de forma razonable se pueda considerar que un despido injustificado ha operado. Una vez demostrado esto, será la parte empleadora la que deberá demostrar que el despido ha sido a raíz de motivos objetivos que justifiquen la pérdida de confianza.

Si usted requiere asesoría en un caso para despedir a un trabajador o bien por haber sido despedido, contáctenos, nuestro fundador el abogado Herman Duarte tiene una excelente trayectoria en casos de discriminación y forma parte de alianzas nacionales e internacionales, por lo que usted recibirá la mejor asesoría. pues somos especialistas en discriminación, estamos para apoyarle en sus gestiones comerciales y laborales.

Página de contacto
El formulario que aparece en la página de contacto