ME DEMANDARON ... ¿Qué hago?

 

La semana pasada, me habló una amiga que es gerente de una empresa distribuidora para decirme que la habían demandado. Los nervios, el estrés y el terror había invadido la vida de esta profesional con 25 años de expediente. La reacción era razonable, pues por primera vez se enfrentaba con una demanda. Por eso tres cosas simples a tomar en cuenta ante esto:  

 
demanda-costa-rica

1. Lo primero es saber a quién demandan. Puede ser que la demanda sea contra una persona o contra varias. Así como también que la demanda sea dirigida contra una persona jurídica y no contra usted, como persona natural. El hecho que usted sea el representante legal de una empresa, no lo hace necesariamente responsable de lo que se plantea en la demanda. Tips:

  • Formalice sus relaciones contractuales, para dejar claramente si usted esta participando en su calidad personal o bien en su calidad de representante legal de una empresa. 
  • Documente todo por escrito, las palabras se las llevan el viento, con el uso de emails, WhatsApp y otros servicios de mensajería se puede evitar grandes problemas. 
  • Utilice a una sociedad o persona jurídica como escudo legal, a fin que no sea demandado a titulo personal. 

2. Lo segundo que tiene que saber es que en el papel, se puede escribir cualquier cosa. No existen límites en la imaginación, y esto también aplica a las demandas. No tenga miedo. Las demandas, para ser admitidas a tramite, solamente requieren cumplir unos requisitos mínimos a fin que se inicie el "proceso" de resolución de conflictos.

¿Esto que quiere decir? que el hecho que una demanda sea admitida, no significa que la demanda tenga razón en lo que dice, ni que tenga mérito en lo que pide

 
El hecho que una demanda sea admitida, no significa que la demanda tenga razón en lo que dice, ni que tenga mérito en lo que pide

Lo importante en todo caso, es presentar una defensa a tiempo, dentro del momento procesal oportuno, para evitar que la demanda tome fuerza sin tener mérito para ello. Tips:

  • Cuando reciba una demanda, no se asuste, busque ayuda profesional en el manejo de litigios complejos y elaboren una estrategia de respuesta. 
  • De igual manera, si usted ha sido citado a ser testigo no debe tener miedo. Eso solo significa que debe ir a decir la verdad frente a un juez o un árbitro. Nada más que eso, contar lo que se recuerde. 

3. En los procesos, sin importar si son de material penal, civil, comercial o contra el Estado, se tiene que dar a todas las partes involucradas la oportunidad de defenderse y de presentar su visión del caso. Esto es un derecho fundamental que es inviolable, pero ello no significa que se puede hacer en cualquier momento (a menos que sea materia agraria, pero eso es otro problema) por ello es importante ser ordenado y tomar decisiones con asesores legales de inmediato. Lo barato sale caro, y no hay nada más caro que tratar de "resolver" un problema legal sin un asesor legal con experiencia en conflictos.

  • En caso de demandas, lo mejor que puede hacer, es hablar con su abogado de confianza de manera inmediata, a fin que puedan responder los alegatos dentro del tiempo conferido y evitarse problemas innecesarios (como ser declarado en rebeldía). 
  • Una contestación a tiempo significa que podrá ofrecer como respaldo a sus alegatos, toda la prueba que considere oportuna: testigos, documentos (en cualquier formato), solicitar dictámenes periciales, entre otros. 

Los litigios pueden traer un grado de complejidad en razón de la materia o la relación comercial que tratan, por lo que esta en nuestras manos reducir el riesgo de la complejidad procesal con pasos tan simples como elegir abogados diligentes en el manejo de los litigios. 

En todo caso, recuerden respirar y mantener la calma.